Contruir la Paz: Un estilo de vida


En este “Mes Ignaciano”, queremos motivarnos y disponernos a transformar la vida y nuestro entorno desde el don de la paz.

PROPÓSITO:

Celebrar la identidad ignaciana y aferrarnos a ella en nuestro contexto y momento histórico, nos lleva a reconocer que:

  • Ante un mundo generador de violencia, la humanidad necesita aferrarse a la paz que emerge de lo profundo de la persona. Hemos de anclar la búsqueda de la paz en lo más profundo de nosotros: en nuestra dimensión espiritual.
  • Desde la FE podemos reconocer y desaprender aquello que nos lleva a actuar de una manera violenta, como por ejemplo:
    1. Reconocer y poner en marcha nuestra propia dimensión espiritual, de la que emerge la auténtica paz.
    2. Crear conciencia de la necesidad que tenemos de ser constructores de la paz en un mundo generador de violencia.
    3. Reconocer el sentido evangélico de la paz, como un don del Espíritu de Cristo y como fruto de la justicia en la construcción del Reino.

¿Que eventos hay disponibles?

       

                                                       

                                   Ver mas…                                                                                                 Ver mas…

                                   Ver mas…                                                                                                    Ver mas…


Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿Cómo podemos ayudarte?